Más calidad en los anuncios de Facebook con tarjetas de contexto

+34 674 672 497
Más calidad en los anuncios de Facebook con tarjetas de contexto

Más calidad en los anuncios de Facebook con tarjetas de contexto

Antes era mucho más sencillo rellenar los formularios de Facebook para obtener información. Pero, basándonos en los comentarios de los anunciantes, podemos decir que la red social ha cambiado el formato de los anuncios de generación de leads, haciendo el proceso más complicado para los usuarios.

Facebook lanzó el pasado año el producto publicitario “anuncios para clientes potenciales”, simplificando los formularios y permitiendo a los usuarios inscribirse para obtener información sobre las marcas que les interesan. Tanto si las marcas están interesadas en animar a la gente a que se suscriba a sus newsletter o se apunten a un evento, como a obtener más información sobre una promoción, este tipo de publicidad simplifica todo el proceso de registro.

En lugar de mandar el tráfico a una página web de aterrizaje y hacer que los usuarios rellenen de forma manual los formularios, la plataforma de Facebook muestra un formulario ya completado con la información que los internautas han compartido previamente con la red social.

Este tipo de publicidad permite a las empresas alcanzar a miles de clientes potenciales de forma específica y dirigida. Con la introducción de anuncios para clientes potenciales, Facebook se ocupa de la parte más pesada del proceso: rellenar el formulario y lo simplifica todo en dos clics: uno para abrir el formulario y otro para enviarlo.

¿Qué es una tarjeta de contexto?

La herramienta que Facebook introdujo hizo demasiado fácil el registro de usuarios, lo que se tradujo en un aumento de cantidad, pero en una gran pérdida de calidad. Por eso, la red social lanzó una nueva característica para ayudar a los anunciantes a mejorar la calidad de los registros: la tarjeta de contexto.

Una tarjeta de contexto aparece cuando el usuario pincha sobre un anuncio para clientes potenciales, antes de que el formulario aparezca en pantalla. Esta herramienta permite a los negocios dar información detallada sobre que obtendrán al proporcionar sus datos de contacto.

La idea principal de la tarjeta de contexto es que permite a los anunciantes añadir un paso más antes de que el usuario envíe el formulario, puede que este método haga descender el volumen de leads, pero asegura que los usuarios no se registrarán sin conocer cuál es el propósito de entregar sus datos.

Los negocios que utilicen esta nueva herramienta para ganar suscriptores en el email, por ejemplo, pueden hacer uso de la tarjeta de contexto para explicar qué tipo de contenido puede esperar el usuario en sus emails.

accuracast-context-card-438x500

El proceso es muy sencillo:

Paso 1: Primero, pincha en un anuncio para crear un nuevo formulario. En la sección lead form pincha en “crear formulario” y dale un nombre.

Paso 2: Una vez que se han seleccionado o rellenado los campos deseados en el formulario de clientes potenciales, además de añadir las URL de la política de privacidad y los avisos legales, los anunciantes tienen la opción de incluir una tarjeta de contexto.

Las tarjetas de contexto pueden incluir:

  • Título: Algo atractivo que, al mismo tiempo, haga saber al usuario para qué se está inscribiendo.
  • Texto: Detalles adicionales sobre que está de oferta, en forma de párrafo o de viñeta (nosotros preferimos utilizar viñetas en forma de puntos).
  • Un botón, customizable, de llamada a la acción: Los anunciantes tienen la oportunidad de crear un botón de llamada a la acción personalizado, desde el clásico “registro” u “obtén más información”, hasta un texto que se ajuste más a la oferta.

Paso 3: Comprueba el formulario con la opción de vista previa y después pincha en “crear formulario”. Una vez que los cambios están guardados.

Paso 4: La tarjeta de contexto aparecerá inmediatamente después de que el usuario haga clic en el anuncio, antes de que aparezca el formulario con algunos datos completados, lo que supondrá eliminar un paso en el embudo de conversión.